Desde nuestro estudio ingeniería y como fase inicial a la perforación, damos un servicio de Buscar Agua Subterránea para pozos y Prospección de Acuíferos, mediante la realización de estudios geofísicos punteros en el sector. Confeccionando secciones en  1D y 2D de los materiales atravesados, niveles acuíferos, fracturas susceptibles de almacenar agua, caracterización de acuíferos, arcillosidad.

                                                                                                                      
 
 

De la misma manera, realizamos Estudios Hidrogeológicos para expedientes de pozos en zonas de policía, vertidos de aguas residuales, basándonos en trabajos de gabinete, documentación geológica e hidrogeológica, trabajos de campos y comportamiento hidrogeológico de los materiales según transmisividades, permeabilidades, condiciones climáticas.

Trabajamos con Empresas Especialistas en la Ejecución de Pozos y Sondeos

Búsqueda de Agua mediante Técnicas Geofísicas.
Pozos y Sondeos (diversos diámetros).
Piezómetros.
Estudios Hidrogeológicos y Zonas de Policía.
Investigaciones Mineras.
Asesorados, por Gabinetes Técnicos Jurídicos Especialistas en Aguas.

 

GESTIÓN INTEGRAL DE POZOS, SEGUIMIENTO DE OBRA Y LEGALIZACIÓN 

Trabajamos con empresas de pozos y sondeos especialistas en el sector, prestando estos servicios a particulares, agricultores y cooperativas agrícolas. El Proyecto de Captación de Aguas Subterráneas se compone de dos partes fundamentales y que dependen  de organismos interrelacionados entre sí, Confederaciones Hidrográficas (Autorización del Aprovechamiento) y el Dpto. de Minas (Aprobación de la Obra Subterránea y Normas de Seguridad y Salud).

Se pueden Legalizar Pozos de nueva construcción, como los pozos que estén hechos. La mayoría se realizaron de forma irregular durante sequias anteriores, y actualmente se siguen legalizando por toda Andalucía. Regar o hacer uso de agua sin permiso, puede acarrear multas de 6.000 a 300.000 Euros. La autorización de este permiso, requiere de un amplio conocimiento de las normativas sectoriales y un personal técnico especializado y cualificado. A su vez, tener legalizado un aprovechamiento es un gran valor añadido al precio de las tierras rústicas, urbanizables o urbanas.